La lumbalgía: sus causas y síntomas

Lumbalgia ValenciaLa lumbalgia no es igual en todas las personas. Su dolor puede ir apareciendo poco a poco, de forma progresiva o de repetente; además puede ser intermitente o constante. Aunque en la mayoría de las ocasiones desaparece a las pocas semanas.

Las causas de la lumbalgía.

Existen distintas causas que producen la lumbalgia. Algunas veces ocurre tras un movimiento brusco como puede ser levantar algo de peso o hacer un movimiento También puede ser debido al envejecimiento de las personas.

Al envejecer, también lo hace nuestra columna. Estos cambios pueden comenzar a los 30 años — o antes— y pueden hacernos propensos a lumbalgia, especialmente si hacemos mucha actividad física.

El dolor de espalda que se produce puede ser intenso o punzante. Puede ser un dolor sordo, fijo o sentirse como un espasmo muscular. El tipo de dolor dependerá de la causa de la lumbalgia.

Muchas personas encuentran que al reclinarse o recostarse mejora la lumbalgia.

Las personas que sufren de lumbalgía pueden experimentar alguno de los siguientes síntomas:

  • La lumbalgia es mayor al inclinarse hacia delante o al levantar un objeto.
  • Si la persona permanece mucho tiempo sentado puede agravar el dolor.
  • Estar de pie o caminar también puede agravar el dolor.
  • El dolor de espalda va y viene. Por lo general sigue un curso de subidas y bajadas con días buenos y malos.
  • El dolor puede extenderse de la espalda a la nalga o parte exterior de la cadera, sin extenderse hacia la pierna.
  • La ciática es común con un disco herniado. Esto incluye dolor en la nalga y pierna y hasta entumecimiento, cosquilleo, o debilidad que continúa hacia el pie. Es posible padecer de ciática sin tener dolor de espalda.
  • Sin importar su edad o sus síntomas, si el dolor de espalda no mejora en unas pocas semanas, o si está acompañado por fiebre, escalofríos o pérdida de peso imprevista, es aconsejable acudir al médico.